Sigue en Crecimiento la Tercera Edad

Sigue en Crecimiento la Tercera Edad

Aunque en forma imperceptible pero continua, la población de la Tercera Edad, crece en todo el mundo, y si bien no lo hace de manera uniforme, cada día es más evidente la presencia de adultos mayores en todo el orbe.

 

Unos datos nos ayudarán a comprender mejor este fenómeno nunca antes vista en la historia de la humanidad.

 

Según la Organización Mundial de la Salud, la esperanza de vida ha venido creciendo desde 1950 hasta el año 2000 a un ritmo de tres años por década. Por su parte las Naciones Unidas (ONU), la tendencia es de “seis minutos cada hora en el siglo XXI”.

 

A esto último se le conoce como el “tiempo extra” que las sociedades avanzadas están ganando a la vida, gracias a este rápido aumento de la esperanza de vida al nacer.

 

Así, en 2015 en el mundo había más de 125 millones de personas que superaban los 80 años, casi el 2% de la población mundial. Para el 2050 se pronostica que alrededor de un 5% será octogenaria, es decir, 420 millones de los llamados adultos mayores en el planeta.

 

De acuerdo a Euromonitor, la reducción de la tasa de fertilidad está convergiendo en el siglo XXI con la tasa de crecimiento de adultos mayores de toda la población mundial; es por ello que actualmente en este 2021, ya se venden más pañales para adultos que para niños.

 

A mayor detalle y en perspectiva, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en 2050 España será el territorio más envejecido del mundo, con 40 por ciento de la población por encima de los 65 años.

 

Respecto al momento que ya estamos viviendo Keynes en su momento dijo: la dificultad no estriba en las ideas nuevas, sino en escapar de las viejas. “Es muy viejo despreciar la edad y adorar la juventud”.

 

Según expertos, conocer cuáles son los factores que determinan la longevidad, es la mejor herramienta de la que se puede disponer para medir, con posteridad, cuál es el panorama que pueden originar las consecuencias económicas y sociales asociadas al constante aumento de la esperanza de vida.

 

Concretamente, se dice que nuestro modelo económico se ha hecho viejo no porque haya aumentado la esperanza de vida, sino porque ha envejecido, y no prescindimos de los viejos dogmas que nos impiden ver las oportunidades de un nuevo mundo en el que si tomamos las decisiones correctas,viviremos muchos años más y además de un mayor grado de bienestar, gracias a los avances técnicos.

 

Al respecto, el investigador Diego Gracia, dice que la primera Revolución fue con el descubrimiento de las sulfamidas (Sustancia química que se utiliza como medicamento para combatir las enfermedades producidas por bacterias) y los antibióticos; la segunda Revolución biológica se dio gracias a la manipulación del código genético, y la tercera es la irrupción en las ciencias de la salud de la informática y las modernas tecnologías médicas.

 

Es por ello que en los últimos 10 año sabemos más del cáncer que en los cien años anteriores, y aunque no se habla del fin de la muerte, es cierto que los niños de hoy vivirán por encima de los cien años.

 

Por su parte la cuarta Revolución Industrial según Klaus Schwab, no se define por solamente por el conjunto de tecnologías emergentes como el Big Data, sino por la transición hacia nuevos sistemas construidos sobre las infraestructuras de las anteriores revoluciones.

 

De lo dicho hasta ahora, tanto en este como en los dos artículos anteriores, es evidente, aunque se hable poco de ello, que la humanidad toda está (o estamos), entrando en una etapa nueva, que implica una nueva forma de vida y en la forma de ver la vida misma. Me explico.

 

Ya los viejos están siendo ya los mayores de 80, ellos empiezan a ser los adultos mayores; y los adultos sin más calificativos, se extienden de los 50 a los 70 años.

 

Le podrá sonar a una persona exagerado lo anterior, pero hay que percatarse que los adultos de ahora que crecimos con la mentalidad de que los viejos eran los 60 y hasta los de 70, pues ahora ya hay que pensar en los de 80; y los mayores de 60, tienen que pensar que seguramente vivirán por arriba de la octava década.

 

Afortunadamente, muchos de los “setentones” actuales se encuentran en buenas condiciones físicas y mentales, y por ello mi insistencia de que sigan activos en alguna actividad, y si puede ser remunerativa mejor.

 

Les invito de nuevo a que me escriban quienes pueden y quieren seguir trabajando, y también al mismo tiempo, les pido a las empresas (o sus responsables mejor dicho), que estén dispuestos a involucrar personas muy adultas, todo ello con la idea de una relación “ganar-ganar”. Buscando hacer un “match” entre ambos.

 

Les espero con sus comunicados y seguimos en contacto.

 

Saludos

Votos 0
Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Por: Dr. Francisco Suárez Hernández. Director de Asuntos Corporativos de FEMSA Negocios Estratégicos y Ex Presidente del Consejo del World Environment Center.
Correo electrónico: francisco.suarezh@gmail.com

¡Tienes que ser miembro de Empresability: Comunidad Profesional de Responsabilidad Social para agregar comentarios!

Join Empresability: Comunidad Profesional de Responsabilidad Social

LA FRANJA GRIS

Por Antonio Tamayo Neyra

Periodista de investigación en Responsabilidad Social; Capacitador en Relaciones Laborales